Culann

En el Ciclo de Ulster de la mitología irlandesa, Culann era un herrero cuya casa fue protegida por un perro guardián feroz.

Una vez que invitó a Conchobar mac Nessa, el rey de Ulster, y su séquito a un banquete en su casa. Por el camino Conchobar vio a su sobrino joven Sétanta jugar el lanzamiento y tan se impresionó invitó al muchacho a acompañarle en el banquete. Sétanta le dijo que le alcanzaría una vez que el juego era terminado.

El banquete se puso en marcha, y Culann preguntó a Conchobar si esperara a alguien más. Conchobar, que había olvidado de Sétanta, no contestó, y Culann soltó su perro guardián. Cuando Sétanta llegó se obligó a matar el perro en la defensa propia, y de la obligación ofreció tomar su lugar hasta que un reemplazo se pudiera criar. Para esto era Cú Chulainn renombrado - "El sabueso de Culann".



Buscar